Testimonios

En estos últimos años hemos publicado en nuestro boletín AL MARGEN el testimonio de algunas personas rehabilitadas por MATER CHRISTI que generosamente se han ofrecido a contar su experiencia con el fin de animar a otros que puedan encontrarse en parecidas circunstancias. Por respeto a la intimidad y buen nombre de los afectados, hemos cambiado u omitido detalles que pudieran contribuir a identificarles. Aquí tenéis algunos casos.

He sido cristiano siempre, simplemente porque me habían bautizado en mi más tierna infancia; también es verdad que procuré practicar mi religión de aquella manera que vi en mis mayores, y que ahora comprendo que era un poco deficiente, tanto en mi acogida del Amor que Dios me tiene, como la vida que yo tenía que ofrecerle y que se limitaba a unos cuantos minutos a la semana, y eso si asistía a Misa el domingo. Sí, también alguna oración cada día, pero, no más.

2_14Digo esto porque cuando oía en la Iglesia que había que evangelizar no era capaz de entenderlo bien, pues ir a evangelizar siempre lo había entendido como ir a tierra de no creyentes para convertirlos a la Fe de Jesucristo e incorporarlos a la Iglesia Católica, y eso me parecía que ni tan siquiera pudiéramos hacerlo la mayoría a los que nos insistían que había que evangelizar.

Y mira por donde, resultó que lo tuve que comprender en mi propia persona cuando a pesar de ser católico por haber sido bautizado, también necesité ser evangelizado para poder vivir la FE con responsabilidad y con coherencia de vida y comportamientos, sabiendo que queramos o no nuestra vida es un testimonio continuo; otra cosa será la clase de testimonio que se da según la vida que se lleve.

...continue reading

Hay momentos en la vida, que incluso se pueden convertir hasta en largo periodos de tiempo, en los que una persona no es capaz de ver más allá.

EN EL SILENCIO FERREO DE LA SOLEDAD_Vive bajo la influencia de una situación concreta que la beneficia o la perjudica, según qué, pero que la condiciona de tal forma que no la deja darse cuenta del alcance real de lo que está viviendo, ni tampoco de las consecuencias que puede tener tal comportamiento a medio o largo plazo.

Algo así me pasó a mi cuando inesperadamente pasé de ser una esposa feliz, una mujer satisfecha de la vida, a la soledad total por la pérdida de mi esposo.

...continue reading

Desde la distancia del tiempo lo veo todavía más cerca, más dentro de mí, y me doy más cuenta de todo lo que me ha rodeado o vaciado en este tiempo de sufrimiento.

Escribir sobre el duelo no es fácil. El contar las fases por las que un ser humano pasa después de la pérdida de un ser querido sería baldío, porque en psicología está bien determinado. Pero esto sería un duelo estándar, como un manual de "duelo piloto" que no niego que le ocurra a miles de personas, pero no a mí.

1283280875308_fDesde un principio rechacé la negación, sentimiento que dicen se experimenta nada más irse tu ser querido. Yo no. Yo acepté rápidamente que mi querida hermana, con la que vivía y compartíamos todo, no estaría ya más a mi lado y nunca el subconsciente me jugó una mala pasada ni me traicionó.

...continue reading

Nemesia Espejo Blanco, era su nombre.CIMG1174

Había nacido en Dos Torres (Córdoba), el día 3 de marzo de 1915, y falleció, se puede afirmar con toda rotundidad, en la Paz del Señor el día 3 de abril de 2012, Martes Santo, en la Sede de MATER CHRISTI en Madrid.

Durante los últimos doce años vivió una larga enfermedad producida por un ictus cerebral, que la había llevado progresivamente a una inmovilidad prácticamente total.

En la Hermana Nemesia se cumplió el dicho popular: “murió como había vivido”.

Durante toda la enfermedad, nunca se le observó gesto alguno de desesperanza o de rechazo de la situación que vivía, y que la llevó finalmente a la postración. ...continue reading

He aceptado dar testimonio de mi experiencia de vida por dos únicas razones. Una por si ésta puede valer a alguna persona que se encuentre en aquellas circunstancias que a mi me llevaron al desastre, y la otra, para manifestar abiertamente mi gratitud a esta gente de MATER CHRISTI, que Dios permitió que salieran a mi encuentro, aunque según ellos fui yo el que salí a su encuentro; tan inexplicable me resulta lo uno como lo otro. Pero vamos a lo que yo denomino como “camino de la ruina moral a la ruina material”.

20081120-miradasSoy una mujer que pertenece a las llamadas “profesiones liberales”, habiendo sido una persona con grandes triunfos en la vida, pues por méritos propios alcancé un status laboral muy óptimo, y a lo largo de más de veinte años la vida me sonrió en todos los sentidos.

No tuve tiempo para casarme y formar una familia como aspiración natural que hay en cualquier persona, pero esa carrera continua de alcanzar nuevas metas, objetivos superiores, puestos de gran prestigio, me impidieron atender a las lógicas insistencias del corazón.

Sencillamente, en este sentido deje pasar todas las oportunidades que se me fueron presentando. Pero ello no era para mí problema alguno, sencillamente la ambición del “yo personal” saciaba mis aspiraciones, colmaba todos mis deseos. ...continue reading

No sé bien como empezar a relatar lo que ha sido durante tantos años, el “Leif motiv” de mi existencia. Parece mentira que una persona pueda caer tan bajo empujada por alguna de las muchas pasiones que con tanta facilidad se apoderan del ser humano.

Primeramente quiero decir que me gustaría que todo el mundo pudiera leer este testimonio mío para que todo el mundo se tomara muy en serio lo que son las “dependencias” del corazón, puesto que sus estragos son impredecibles.

Soy una mujer de treinta y ocho años, con la vida resuelta en todos los sentidos: laboral, familiar y social. ...continue reading

Traemos a “al margen” la figura de una mujer, Madre María Ana Alberdi, Monja Concepcionista, Testim9que a pesar pasar toda su vida en el Claustro, tiene un gran interés para cualquier persona.

 “MADRE ENSÉÑAME A ORAR COMO LO HACÍAS TU”

Estas palabras las decía a lo largo de su vida y las vivió la Madre Mª Ana Alberdi.

Nació en Azcoitia (Guipúzcoa), el día 3 de mayo de 1912 y murió en Madrid el 27 de noviembre de 1998, a los 86 años de edad y 67 de profesión religiosa. ...continue reading

Cuando se trata de contar algo personal, y sobre todo que corresponde a esa realidad íntima que se suele llamar la propia experiencia, no resulta nada fácil. Es verdad que ya me lo han dicho varias personas, y que, por ello, no tenía que darle demasiadas vueltas y hacerlo por lo que supone de compartir y ofrecer una razón de esperanza.

Uno tiene, además, un cierto complejo porque no pude estudiar y todo lo que sé lo aprendí en la calle, esa “universidad” que la llama algún miembro de MATER CHRISTI. ...continue reading

Testim3 (1)Lo cierto es que no sé muy bien ni como empezar, ni tengo las ideas claras ni organizadas, pero también es verdad que como todo, o casi todo, en la vida, tiene un principio y comenzar, en este caso es coger bolígrafo y papel y… comenzar a escribir.

Intentaré contar cuál ha sido mi experiencia como Voluntario del V Encuentro Mundial de las Familias siendo miembro de MATER CHRISTI.

Todo empezó allá por el mes de Octubre del año pasado (2005), ...continue reading

María Socorro Pino ha querido, desde Valladolid, dar testimonio de su encuentro con MATER CHRISTI y lo que ello supuso de cambio en su vida cristiana. Con mucho gusto y como hacemos siempre desde la redacción de “Al margen”, respetamos su deseo e intimidad expresado en el testimonio que sigue.

Conocí a MATER CHRISTIen el año 1996 a través de un periódico, anunciaban unos Ejercicios Espirituales. Me lo pensé, me puse en contacto con ellos y allá me fui. El ambiente me gustó y me metí de lleno en aquellos Ejercicios Espirituales. ...continue reading